Cómo saber si tu tortuga está muerta o hibernando

Saber si una tortuga está muerta o hibernando puede ser complejo en ocasiones. Si tu tortuga presenta cualquiera de los siguientes síntomas llévala al veterinario de inmediato, ya que podría estar muriendo.

¿Cómo saber si una tortuga está muriendo?

Una de las preguntas más frecuentes entre dueños de tortugas es si su tortuga está hibernando o muerta. Los síntomas pueden ser confusos, especialmente si es la primera vez que cuidas de una tortuguita.

Cuando una tortuga está muerta tiene el cuerpo frío y rígido. También tendrá los ojos hundidos y cuando comience el proceso de descomposición, saldrá un líquido de su nariz y boca. Fuente

Tanto las tortugas acuáticas como las terrestres pueden presentar enfermedades respiratorias, parásitos y deficiencias en la dieta.

Lamentablemente, a veces las tortugas no muestran los síntomas de primera mano, y puede que sea demasiado tarde en remediarlos cuando nos hemos dado cuenta. Por eso es importante que prestes atención al estado de salud de tu tortuga en todo momento.

tortuga-de-agua-bebe-nadando
Tortuga de agua bebé nadando

Falta de apetito

Uno de los problemas de salud más comunes en las tortugas es la falta de apetito. Si está hibernando no pasa nada, pero sino deberías preocuparte porque puede perder peso.

La pérdida de apetito suele ser causada por infecciones u obstrucciones en el tracto gastrointestinal. En el caso de las tortugas hembra puede ser signo de distocia (es decir que los huevos no pueden salir),

No se mueve ni reacciona ante estímulos

Durante el proceso de hibernación es normal que las tortugas se muevan poco o nada. Pero una tortuga sana y activa debería moverse alrededor de la tortuguera y reaccionar ante estímulos como la comida, la interacción contigo y su propio hábitat.

Si tu tortuga no come, casi no se mueve y no puede nadar ponte en contacto con tu veterinario de confianza de inmediato.

Problemas de la piel

Otro problema bastante común en las tortugas es la hinchazón de la piel. Puede ocurrir en cualquier zona, desde los ojos hasta las orejas, e incluso en el caparazón.

También puede mostrar otros indicios de problemas cutáneos como tumores visibles en cualquier zona del curpo. Las heridas abiertas, lesiones, agujeros en el caparazón e irritaciones son signos de una infección bacteriana. Para algunas hay tratamiento, para otras hay que llevar cuidado ya que podrían poner su vida en peligro.

Secreciones nasales y oculares

Si tu tortuga está muy enferma, es posible que produzca secreciones nasales y oculares. Las secreciones espesas y con pus, acompañadas de párpados u orejas hinchadas, suelen ser causadas por un déficit de vitamina A.

Otro síntoma de enfermedad grave es el «burbujeo» que sale de la boca de la tortuga. Esto es causado por una infección respiratoria que afecta la muscosidad de la boca.

Problemas respiratorios

Los problemas respiratorios son comunes en las tortugas y pueden ser desde leves hasta muy graves, en particular la neumonía. Algunos de los signos respiratorios más comunes de que la tortuga tiene problemas son los estornudos, sibilancias y jadeos.

También pueden estar boquiabiertas, es decir, respirando con la boca abierta, y bostezar con frecuencia.

En algunos casos, verás a la tortuga moviendo su cuello hacia adelante para tratar de llevar más aire a su cuerpo.

¿Tu tortuga no puede nadar?

Si notas que su tortuga tiene problemas para nadar correctamente, se inclina demasiado hacia un lado, no puede flotar o parece que está desorientada, esto son síntomas de una serie de enfermedades graves.

Heces

Las heces de tu tortuga pueden determinar su estado de salud. Si le notas diarrea, heces con sangre o parásitos esto quiere decir que tiene una infección parasitaria que podría afectar sus órganos. Por este motivo es importante que la lleves al veterinario de inmediato.

El estreñiminto también puede ser otro problema común en el aparato digestivo de las tortugas, y lo más probable es que requiera cirugía para sobrevivir.

Diferencia entre muerte e hibernación en las tortugas

Los signos de muerte de una tortuga que hemos visto a lo largo del artículo no se presentan en tortugas que están hibernando.

Durante la hibernación, el metabolismo de la tortuga se ralentiza significativamente para que pueda dormir durante los meses de invierno.

Cuando la tortuga entra en estado de hibernación deja de comer y se vuelven muy letárgica. Si no estás familiarizado con la hibernación podrías pensar que tu tortuguita esté muerta, cuando en realidad no es así.

Lo mejor es que consultes con tu veterinario si tu tortuga hiberna para conocer sus necesidades durante estos meses.

Conclusión

Si tienes una tortuga debes conocer todas las enfermedades comunes que puede sufrir, ya que así resulta más sencillo saber si tu tortuga está muerta o hibernando.

Es vital identificar los síntomas y ponerle remedio cuanto antes, ya que esto puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte de tu mascota.

Es posible que tu tortuguita no muestre síntomas hasta que se encuentre en una situación grave y no haya vuelta atrás. Asegúrate de tener un veterinario con experiencia en tortugas para consultar cualquier duda sobre la salud de tu pequeña.

Deja un comentario