Qué hacer cuando tu tortuga no come

Si es la primera vez que tienes una tortuga es normal que te preocupes al ver que no come durante unos días.

Pero si ha dejado de comer de repente es importante observar los siguientes factores para saber qué hacer ante su falta de apetito.

¿Por qué mi tortuga no come?

Hay muchas razones por las que una tortuga no come. Entre las causas principales podemos encontrar cambios en el entorno, horarios e incluso la dieta. A continuación vamos a ver todos los factores en detalle:

Puede que la tortuga esté estresada

tortuga-marina-nadando-en-el-agua

Puede que tu tortuga se sienta estresada por estar pasando muchos cambios. Por ejemplo si la acabas de cambiar de tortuguera o de hogar puede que tenga estrés.

La falta de limpieza del acuario o mala iluminación también pueden producir estrés en la tortuga, así que asegúrate de darle los cuidados adecuados.

Cuidado con el frío

Las tortugas necesitan una temperatura ambiente adecuada, por lo que si el acuario está muy frío su apetito podría verse afectado. Al igual que el resto de reptiles, las tortugas requieren tortugueras con diferentes temperaturas para moverse a su antojo.

La temperatura ideal varía en función de la tortuga que tengas y su edad, pero por lo general la temperatura adecuada está entre 26 y 28º C.

tortugas-hielo-nieve-hibernan

Iluminación adecuada

La iluminación es un aspecto fundamental para el cuidado de tortugas. Necesitan como mínimo exposición al sol durante 4 horas diarias, o luz para reptiles para procesar los nutrientes y minerales.

Puede que tenga alguna enfermedad

La pérdida de apetito puede ser síntoma de que tu tortuga tenga alguna enfermedad.

Si notas estornudos, dificultad para respirar, secreciones nasales, o hinchazón en los ojos puede que tu tortuguita tenga alguna infección.

También puede tener deficiencia de vitamina A, que produce zonas descoloridas en el caparazón.

Si ha dejado de hacer sus necesidades en la tortuguera puede que esté estreñida. O quizá tiene una infección parasitaria que le provoca la falta de apetito.

Puede haber muchas causas para la falta de apetito, así que si crees que tu tortuga tiene alguna enfermedad te recomendamos que la lleves de inmediato al veterinario.

Intenta variar la dieta de tu tortuguita

Puedes intentar variar un poco su dieta para estimular su apetito. Si normalmente la alimentas con comida para tortugas puedes probar a darle grillos, caracoles, gusanos o lombrices de tierra. Algunas tortugas incluso comen ratones o peces pequeños.

Si tu tortuga es herbívora puedes añadir verduras como setas, pepinos, tomates, coles, zanahorias y verduras de hoja verde como lechuga, rúcula y col.

También puedes darle trozos de fresa, frambuesa, plátano, sandía, uvas, melón, papaya o mangos.

A las tortugas les atraen los colores brillantes, así que además de la fruta, también puedes probar con pétalos de rosa y dientes de león.

Remojar la comida seca de las tortugas en un zumo de fruta, en una bebida deportiva sin cafeína o en el agua de un atún enlatado.

Si los insectos vivos no le gustan, también puedes probar con insectos enlatados. Hay tortugas que comen pequeños trozos de pollo cocido, carne, pescado de agua dulce o claras de huevo cocido.

¿Has probado a darle de comer bajo el agua?

¿Has probado a alimentar a tu tortuga bajo el agua? Algunas especies comen mejor bajo el agua, así que la próxima vez ponle la comida en la zona húmeda del terrario a ver si le despierta el apetito.

Otra forma de aumentar el apetito de la tortuga es llenar una botella de spray con agua y pulverizarla por encima. Así la tortuga cree que está lloviendo y de forma instintiva tendrá más hambre, porque cuando llueve salen los gusanos.

Deficiencia de calcio

La falta de calcio puede afectar el apetito de tu tortuguita. ¿Qué puedes hacer entonces para que coma? Prueba a darle un suplemento de calcio junto con su comida. También puedes darle huesos o bloques de calcio.

Hora del día

El apetito de tu tortuguita puede variar en función de la hora del día. Por lo general comen más a principios del día o por la tarde noche. Si normalmente la alimentas al mediodía puedes darle de comer en un horario diferente a ver si así tiene más ganas de comer.

Las tortugas adultas no necesitan comer todos los días, así que también debes tenerlo presente.

Época del año

Si tu tortuga no come y tampoco tiene problemas de salud puede que esté hibernando. Normalmente las tortugas hibernan durante otoño e invierno. Consúltalo con tu veterinario, ya que no todas son capaces de hibernar.

Durante las épocas del año más frías las tortugas comen menos y reducen su actividad.

Conclusión: si sigue sin comer llévala al veterinario

Si después de probar estas recomendaciones tu tortuga no come lo mejor es que la lleves al veterinario porque puede que tenga alguna enfermedad no detectable a simple vista.

No dejes que tu tortuguita pase más de una semana sin comer.

Deja un comentario