Tortuga Carey: la especie marina más bella del océano

Nombre común: Tortuga Carey
Nombre científico: Eretmochelys imbricata
Dieta: Omnívora
Longevidad (salvaje): 20-40 años
Peso: 45 – 90 kg
Tamaño: 50 – 100 cm

La Tortuga Carey se encuentra en aguas tropicales de todo el mundo y es considerada como una de las especies marinas más bellas. Puede ser observada en arrecifes de coral, zonas rocosas, lagunas, manglares, islas oceánicas y zonas costeras poco profundas.

Se denomina así por su cabeza estrecha y pico aliado, que le permite introducirse en las grietas y hendiduras de los arrecifes de coral en busca de alimento.

Su dieta se basa casi exclusivamente de esponjas de mar. Las adultas pequeñas pesan entre 45 y 90 kg y alcanzan entre 50 y 100 cm de longitud.

tortuga-carey-en-el-mar
Tortuga Carey nadando

Datos y curiosidades sobre la tortuga carey

Esta especie anida de forma solitaria en pequeñas playas dispersas. Las hembras adultas están adaptadas para arrastrarse por arrecifes y zonas rocosas para llegar a los lugares de anidación más aislados.

De media suelen anidar unas 4 veces por temporada, con intervalos de 2 semanas y ponen aproximadamente 140 huevos por nido. Sin embargo, los nidos pueden contener más de 200 huevos.

Las tortugas de carey están consideradas en peligro crítico de extinción en todo el mundo por la Lista Roja de la UICN y están catalogadas como en peligro en Estados Unidos.

Algunos investigadores creen que la tortuga carey del Pacífico Oriental es probablemente la población de tortugas marinas más amenazada del mundo. Su nombre científico es Eretmochelys imbricata.

Hábitat de las eretmocelys imbricata

La tortuga carey habita en regiones tropicales y subtropicales de los océanos Atlántico, Pacífico e Índico. Las mayores poblaciones se encuentran en el Mar Caribe, las Seychelles, Indonesia, México y Australia.

Las tortugas de carey no se encuentran en el Mediterráneo y son pocas las que se encuentran en aguas estadounidenses, que se concentran en Florida.

Amenazas

Su población ha disminuido más del 80% en el último siglo, principalmente debido al comercio de su hermoso caparazón, también llamado “carey”. Su caparazón, de colores brillantes con intrincados diseños, se comercializa internacionalmente con fines ornamentales. El caparazón se utiliza para artículos como joyas, peines y cepillos, e incrustaciones en muebles y otras piezas decorativas.

Las tortugas de carey fueron cazadas casi hasta la extinción antes de la prohibición del comercio de carey; se calcula que Japón importó 2 millones de tortugas entre 1950 y 1992. A pesar de que el comercio internacional de sus caparazones es ahora ilegal, sigue existiendo un próspero mercado negro.

Otras amenazas son la destrucción del hábitat de anidación y alimentación, la contaminación, las colisiones con embarcaciones, el desarrollo costero, el enredo en las redes de pesca, el consumo de su carne y huevos, y las prácticas pesqueras destructivas como la pesca con dinamita.

La pesca con dinamita utiliza explosivos para aturdir o matar a los peces, normalmente en los arrecifes, para facilitar su recogida. Esta práctica también provoca grandes daños en los arrecifes de coral y perjudica a otros animales que puedan estar cerca.

Aunque es ilegal, este tipo de pesca destructiva sigue estando muy extendida en el sudeste asiático, el mar Egeo, El Salvador y África.

¿Sabías que…?

Debido a su dieta basada en esponjas de mar, su carne es perjudicial para los humanos. Las esponjas contienen compuestos químicos tóxicos que se acumulan en los tejidos del animal. El consumo de su carne por parte de los humanos puede causar enfermedades graves e incluso la muerte.

Las tortugas de carey suelen habitar en los arrecifes de coral. Al consumir esponjas, desempeñan un papel importante en los arrecifes, ya que ayudan al crecimiento de los corales. Se calcula que una tortuga puede consumir más de 450 kg de esponjas al año. Sin ellas, las esponjas tienen la capacidad de sobrepasar el crecimiento de los corales y asfixiar los arrecifes.

Es ilegal comerciar, comprar o poseer productos de tortuga marina. Cuando compre productos de “carey” en el extranjero, asegúrese de que está comprando materiales sintéticos.

Deja un comentario