La tortuga leopardo (Stigmochelys pardalis): la especie africana

Descubre todo sobre la tortuga leopardo en este artículo. Su nombre científico”Stigmochelys pardalis” es una combinación de palabras griegas: stigma que significa “punta” y pardalis que significa “manchado”.

La tortuga leopardo (Stigmochelys pardalis) pertenece a la familia de las “tortugas de tierra” conocida como Testudinae.

Stigmochelys-pardalis-tortuga-leopardo-7

“Stigmochelys” es una combinación de palabras griegas: stigma que significa “marca” o “punta “* y chelone que significa “tortuga”. El nombre específico pardalis procede de la palabra latina pardus, que significa “manchado”, y se refiere a las manchas parecidas a las de un leopardo que tiene el caparazón de la tortuga.

Como esta especie es tan variada, algunos han pensado que debe haber varias subespecies.

Sin embargo, trabajos recientes sobre el ADN sugieren que las dos subespecies probablemente no son válidas y que se trata de una sola especie sin ninguna subespecie válida

Se ha debatido mucho sobre la existencia de dos subespecies. Esta subespecie se conoce actualmente por Stigmochelys y Stigmochelys babcocki.

El consenso parece haberse decantado por Stigmochelys, un género monotípico.

Las tortugas leopardo en cautividad pueden vivir 75 años
Las tortugas salvajes pueden vivir entre 70 y 100 años

No recomendamos mezclar especies de tortugas. Pero en este caso, estas dos africanas son amigas.

África alberga más especies de tortugas terrestres que ningún otro lugar. La tortuga leopardo está ampliamente distribuida por las regiones áridas y de sabana de África oriental y meridional, extendiéndose desde el sur de Sudán y Somalia, a través de África oriental hasta Sudáfrica y Namibia.

La tortuga leopardo puede encontrarse en altitudes que van desde el nivel del mar hasta los 3.000 metros. En este rango, la tortuga leopardo ocupa los hábitats más variados de todas las tortugas africanas.

Este animal de sangre fría puede encontrarse en zonas como praderas semiáridas, matorrales espinosos, matorrales mésicos y sabanas. Tanto cuando hace mucho calor como cuando hace mucho frío, pueden habitar en agujeros abandonados de zorros, chacales u osos hormigueros.

Descripción de la tortuga leopardo

Stigmochelys-pardalis-tortuga-leopardo-5

Hay una gran variedad de colores, formas y tamaños de tortuga leopardo en toda su área de distribución.

Las tortugas leopardo son las únicas que no tienen escudo nucal (la escama protectora que hay sobre el cuello).

Esto significa que la tortuga leopardo es el único miembro de la familia que puede levantar la cabeza y es el único miembro que puede nadar.

Las tortugas leopardo más grandes proceden de los límites septentrionales de su área de distribución, en Sudán, Etiopía y Somalia, donde no son infrecuentes las tortugas de 26 a 28 pulgadas, y hay informes de tortugas de más de 39 pulgadas, lo que la convierte en la cuarta especie de tortuga más grande.

Entre los límites del norte y del sur, hay poblaciones de tortugas adultas que no superan las 12 pulgadas.

La tortuga leopardo media disponible en Estados Unidos crecerá entre 14 y 18 pulgadas.

Dieta de la tortuga leopardo

Stigmochelys-pardalis-tortuga-leopardo-5

Las tortugas leopardo son herbívoras…

Las tortugas leopardo son herbívoras. Dada su propensión a los hábitats de pastizales, pastan mucho en hierbas mixtas. También le gustan las suculentas y los cardos.

La hierba sin pesticidas es buena para el pastoreo durante el tiempo cálido y su dieta diaria debe consistir principalmente en hierbas como la fleo o el heno. También pueden ofrecerse pequeñas cantidades de verduras.

Evita alimentar a una tortuga leopardo con cualquier cosa con alto contenido en oxalatos, como las hojas de remolacha, las acelgas y las espinacas, o la fruta, que puede causar problemas digestivos y diarrea, lo que conduce a la deshidratación.

Nunca alimentes a la tortuga leopardo con comida para perros, gatos u otras proteínas animales. Podrían dañar los riñones de tu tortuga leopardo.

Se recomiendan suplementos diarios de calcio y vitamina D3 para las tortugas leopardo. También se les puede proporcionar trozos de hueso de sepia, que se encuentran en la sección de aves de la mayoría de las tiendas de animales, para que lo roigan, a fin de favorecer la salud del pico y proporcionarles más calcio.

Hábitat de las tortugas leopardo

Las tortugas leopardo pueden soportar una amplia gama de temperaturas. Sin embargo, no toleran el frío y la humedad.

Las temperaturas nocturnas deben estar entre los 78 y los 84 grados Fahrenheit.

Las temperaturas diurnas deben ser de 82 a 86 grados, con un punto de asoleo de 88 a 92 grados.

Una lámpara de calor o unos emisores de calor de cerámica pueden ayudarte a conseguir estas temperaturas. También se sugiere proporcionar una bombilla ultravioleta durante el día. Es importante proporcionar de 12 a 14 horas de luz al día.

Las tortugas leopardo no cavan más que para hacer nidos en los que poner los huevos.

Reproducción de la tortuga leopardo

Stigmochelys-pardalis-tortuga-leopardo-6

La tortuga leopardo es un reptil vertebrado ovíparo, lo que significa que se reproduce poniendo huevos.

Las tortugas leopardo se reproducen de mayo a octubre. Los machos alcanzan la madurez reproductiva a los cinco años de edad. Se cree que las hembras alcanzan la madurez reproductiva más tarde que los machos, en torno a los diez o doce años de edad.

Las tortugas leopardo son monógamas, y tanto los machos como las hembras se vuelven cada vez más agresivos cuando buscan pareja. Luchan por la pareja golpeando y embistiendo a sus rivales.

Durante el cortejo, los machos siguen a su posible pareja y chocan repetidamente con ella hasta que la hembra queda inmovilizada. Los machos a veces levantan a su pareja del suelo embistiéndola.

Las hembras se ponen a la defensiva intentando escapar. Después de convencerlas, comienza el apareamiento. Durante la cópula, los machos montan a la hembra y extienden el cuello y gruñen durante el apareamiento

Las tortugas hembra tienen la capacidad de almacenar esperma en su interior para fecundar los huevos que ponen. Este esperma puede almacenarse y seguir funcionando durante 3 años.

Cuando están preparadas, las hembras cavan un agujero en el suelo de unos 10-30 cm de profundidad y ponen de 5 a 30 huevos a la vez. Pueden poner hasta 5-7 nidadas por temporada de anidación, y cada nidada está separada de la anterior por unas 3 ó 4 semanas.

La gestación de las tortugas es bastante notable en lo que se refiere al tiempo. Porque la hembra puede variar la duración del periodo de gestación (desde la fecundación hasta la puesta) en función de las condiciones ambientales y de anidación.

Tras la fecundación, los diminutos huevos se separan en nidadas de dos a doce, según la especie, y luego se deja que una nidada por vez crezca hasta alcanzar su tamaño completo.

Estos huevos de tamaño completo son entonces “descascarillados”, listos para la puesta. Las cáscaras de los huevos tienen una densidad y un aspecto similares a los de los huevos de gallina, sólo que más pequeños y esféricos. Una vez que la hembra preñada encuentra una zona de anidación adecuada, suficiente para poder incubar los huevos, procederá a la puesta.

Unas semanas después, se dejará que otra nidada almacenada de huevos fértiles crezca hasta alcanzar su tamaño, se descascarillará y finalmente se pondrá. El procedimiento continúa hasta que se hayan expulsado todos los huevos.

Incubar tortugas leopardo…

Las tortugas leopardo son ovíparas, y sus huevos son inicialmente parecidos al cuero, pero se secan hasta volverse duros y quebradizos. El huevo contiene una gran yema rica en nutrientes, de la que se alimenta el embrión durante su desarrollo.

La gestación oscila entre 9 y 12 meses y varía según la ubicación, la temperatura y las precipitaciones.

La determinación del sexo depende de la temperatura; las hembras se desarrollan bajo temperaturas medias de 86 grados Fahrenheit.

Los machos se desarrollan bajo temperaturas medias inferiores a los 86 grados
Fahrenheit.

La determinación del sexo dependiente de la temperatura sugiere que la madre tiene cierto control sobre la proporción de sexos de su descendencia.

Si pone los huevos en un entorno cálido, la proporción de sexos favorece a las hembras, mientras que un entorno fresco favorece a los machos.

Tras la eclosión, las tortugas jóvenes crecen muy rápidamente durante los primeros meses de vida. En general, las crías de este género pesan unos 100 gramos y crecen entre 300 y 400 gramos durante su primer año de vida.

Estado de conservación: ¿Están en peligro de extinción?

La tortuga leopardo es una especie muy extendida y sigue siendo común en la mayor parte de su área de distribución.

La tortuga leopardo está incluida en el Apéndice II de la CITES desde 1975 y, en el año 2000, Estados Unidos prohibió su importación por el riesgo que supone el heartwater, una enfermedad infecciosa transmitida por las garrapatas de las tortugas que podría afectar gravemente a la industria ganadera estadounidense.

Las actividades humanas, como la quema agrícola, el consumo y, sobre todo, la explotación comercial en el comercio de animales de compañía, son amenazas potenciales, pero aún no han causado una disminución significativa de la población.

Cada vez se crían más en cautividad para el comercio de mascotas.

Por ejemplo, la mayoría de las tortugas exportadas desde Kenia y Tanzania proceden de programas de cría en cautividad, lo que alivia la recolección en la naturaleza.

La tortuga leopardo se caza como fuente de alimento y se recoge de la naturaleza debido al comercio de tortugas o mascotas. Está declarada como vulnerable en algunas partes de su área de distribución.

A continuación se muestra un cuadro con los cambios realizados en la lista de la CITES

  • Enero de 2018 Djibouti CITES Notif. Nº 2018/015 Todo el comercio de especímenes de especies incluidas en la CITES.
  • Enero de 2018 República Democrática del Congo CITES Notif. No. 2018/006 Todas las exportaciones.
  • Enero de 2011 Djibouti CITES Notif. No. 2011/010 Todo el comercio de especímenes de especies incluidas en la CITES.
  • Julio de 2004 Somalia Notif. No. 2004/055 Todo el comercio de especímenes de especies incluidas en la CITES.

Desde el 17 de julio de 2001, la ley federal exige que cualquier tortuga leopardo, tortuga de espolones africana o tortuga de Bell transportada a través de cualquier frontera estatal sea examinada por un veterinario acreditado y se certifique que está libre de garrapatas.

Debido a las restricciones a la importación de tortugas leopardo, asegúrate de que la adquieres de un criador acreditado que pueda presentar el historial de salud del animal.

Una tortuga sana tiene el caparazón liso y los ojos claros, y si puedes observarla comer, podrás averiguar mucho, porque las tortugas leopardo son máquinas de comer. Si se le ofrece comida y la rechaza, puede ser una señal de que el animal no está bien.