Tortugas de tierra: todo lo que debes saber

Las tortugas de tierra son animales fascinantes. Si quieres tener una tortuga terrestre como mascota quédate hasta el final del artículo porque vamos a repasar todo lo que debes conocer sobre estos reptiles tan exóticos.

Lo primero que tienes que saber es que no son mascotas aptas para todo el mundo, pues requieren una serie de cuidados y necesidades básicas. 

 

Son muy longevas, pudiendo llegar a vivir hasta 60 años con lo cual tienes que valorar el impacto económico que puede tener en tu vida. También hay que tener en cuenta el aspecto legal porque hay especies en peligro de extinción y otras se consideran especies invasoras. Por lo tanto, si vas a adoptar o comprar una tortuga tómate tu tiempo porque no es una decisión que tomarte a la ligera. 

Aquí tienes todas sus características, necesidades y básicas para que si finalmente te lanzas a la aventura puedas darle la calidad de vida que se merece.

Reino Animalia
Filo Chordata
Subfilo Vertebrata
Clase Sauropsida
Subclase Diapsida
Orden Testudines
Nombre en inglés Tortoise
Peso 600 gr – 1 kg
Tamaño 12 – 30 cm
Origen Asia
Esperanza de vida 10 – 100 años

Características de las tortugas de tierra

¿Cuántos años viven las tortugas de tierra?

Depende de la especie, pero algunas pueden alcanzar los 100 años. La media estimada para la mayoría de especies terrestres se sitúa entre 50 y 60 años.

Las tortugas de tierra son más longevas que las de agua. 

Especie Esperanza de vida
Tortuga rusa 40 años
Tortuga de caja 100 años
Tortuga mediterránea 80 años
Tortuga mora 60 años

¿Cuáles son las tortugas de tierra?

Las tortugas de tierra son aquellas que habitan en zonas secas y áridas del planeta. Las especies más comunes como mascota son la tortuga rusa, de caja, mediterránea y mora.

Especies de tortugas terrestres:

  • Tortuga rusa
  • Tortuga de caja
  • Tortuga mediterránea
  • Tortuga mora
  • Tortuga griega
  • Tortuga de Hermann
  • Tortuga marginada
  • Tortuga leopardo
  • Tortuga de patas rojas
  • Tortuga estrellada
  • Tortuga sulcata

Tortuga de caja de Florida

La carolina terrapene tiene un caparazón que le permite esconderse por completo. El diseño particular de su caparazón le da una protección superior en caso de un encuentro con un depredador.

Es una tortuga muy pequeña, como máximo puede alcanzar los 15 cm. Durante sus 80 años de vida requiere algo de espacio al aire libre, aunque también puede estar en un terrario.

Es muy importante que la temperatura ambiente esté por encima de los 15º C durante todo el día y tenga cierto nivel de humedad para evitar que los ojos y el tracto respiratorio se sequen. En cuanto a su alimentación, es muy importante proporcionarles diariamente agua fresca y limpia, así como insectos, verduras, frutas, etc.

Tortuga mediterránea

Las tortugas mediterráneas son aquellas que viven en áreas con clima mediterráneo. Su caparazón está considerablemente abovedado con tonos marrones claros y manchas oscuras. La parte ventral del caparazón es de color claro con dos manchas oscuras que cubren la mayor parte.

Los machos de esta especie son más pequeños, tienen una cola más grande y la parte ventral es cóncava, a diferencia de la de las hembras que es plana. Su tamaño y diseño de caparazón variarán dependiendo de dónde se encuentre la tortuga. Pero, en general, pueden medir hasta 20 cm de largo.

Tortuga mora

Las tortugas moras se encuentran en Europa, Asia y África. Su caparazón es muy abovedado de color amarillo y verde oliva. El plastrón o vientre es amarillo con manchas negras. Un rasgo característico de esta especie es que tiene una placa indivisa sobre la cola.

Tienen una cabeza amarillenta con grandes manchas oscuras. Tienen dos escamas prominentes en la cabeza. La tortuga mora tiene ojos saltones como ranas. Esta tortuga también tiene escamas grandes y puntiagudas en las patas, y las de las patas traseras son más pequeñas. Tienen cuatro garras en las extremidades traseras y cinco en la parte delantera. Su cola es corta y, a diferencia de la tortuga rusa, no tiene espolón en la cola, pero sí tiene espolón en cada muslo.

Su tamaño variará considerablemente según la subespecie. En la Península Ibérica suelen medir entre 15 y 18 centímetros. Como en el resto de las clases de tortugas, las hembras son más grandes que los machos.

Tortuga rusa

tortuga-rusa-testudo-horsfieldii

Entre las tortugas domésticas, esta es una de las especies terrestres más comunes. Su caparazón es de color claro con manchas oscuras de forma cuadrada. En la naturaleza, esta tortuga suele vivir 40 años, aunque como mascota puede convertirse en un animal de cien años.

Se caracterizan por una vista infalible que incluso les permite reconocer a las personas, así como por un olfato muy desarrollado y una gran sensibilidad a las vibraciones del suelo.

Es importante que la tortuga rusa viva en un gran terrario al aire libre para disfrutar del calor del sol, pero también es bastante resistente a temperaturas por debajo de los 15º C y poca humedad.

¿Cómo son las tortugas de tierra?

Tienen un caparazón alto y pesado unido al plastrón (vientre). El plastrón es la parte inferior que protege sus órganos y huesos. Tienen 4 patas, cortas y robustas. No tienen dientes, sino un pico que les sirve para trocear los alimentos. También tienen cola y oídos, pero solo perciben sonidos de baja frecuencia. Son mayormente herbívoras, aunque también podemos encontrar especies omnívoras.

Alimentación: ¿Qué necesita una tortuga de tierra?

La dieta de las tortugas terrestres puede ser muy variada. De hecho, algunas especies pueden ser carnívoras, mientras que otras son omnívoras o herbívoras. Por lo tanto, debes investigar sobre las necesidades específicas de tu especie, ya que cada tortuguita es un mundo.

En cualquiera de los casos, la dieta deberá ser variada y contener calcio, necesario para mantener la rigidez de su caparazón.

Para las especies carnívoras, gusanos de la harina, grillos o cucarachas, que se encuentran fácilmente en tiendas especializadas.

Para las especies herbívoras, las frutas, las verduras y las hortalizas crudas, como las hojas de achicoria o de escarola, las manzanas o los calabacines, servirán. También apreciarán algunas flores, como el diente de león o la amapola.

Por último, en el caso de las especies omnívoras, simplemente habrá que hacer una mezcla tanto de insectos como de plantas.

Para el calcio, existe un polvo en forma de suplemento que puedes espolvorear sobre la comida de su tortuga. También puedes darle un hueso seco que seguro que le encantará.

Permitidos Prohibidos
Apio Guisantes
Col Espinacas
Berros Plátano
Acelgas Batatas
Escarola Calabacín
Alfalfa Champiñones
Melón Maíz dulce
Sandía Remolacha
Tomate Bambú
Pepino Granada
Col rizada Melocotón
Higos chumbos Albaricoque
Pera Dátiles
Papaya Judías
Aguacate Maíz
Lechuga Arroz
  Habas
  Lentejas
  Remolacha
  Ají
  Azúcares
  Alimento para perros
  Alimento para gatos

Hábitat: ¿Cómo tener una tortuga de tierra en casa?

Mientras la tortuga sea joven lo ideal es tenerla en un terrario de interior, especialmente si es una especie exótica. Una vez haya alcanzado la edad adulta puede pasear por el jardín y vivir al aire libre.

Terrarios para tortugas de tierra

terrario-exo-terra-para-tortugas-reptiles-PT2611

Dado que las tortugas terrestres son reptiles y, por tanto, animales de sangre fría, deberán disponer de un sistema de calefacción. Por lo tanto, es mejor utilizar un terrario de cristal, ya que retendrá mejor el calor.

El terrario tendrá que ser suficientemente grande como para albergar a la tortuga. Tendrá que adaptarse al tamaño de tu mascota, pero como mínimo debería tener unas dimensiones de al menos 100 x 50 cm (longitud y anchura). La altura no es realmente importante.

También será necesario disponer de una fuente de calor, así como los rayos UVB y UVA, necesarios para el bienestar de tu tortuga. Afortunadamente, hay lámparas para reptiles (Ver en Amazon) que puedes encontrar a muy buen precio.

El sustrato (o suelo) tendrá que estar compuesto por tierra, y el terrario tendrá que comprender un punto fresco, protegido del calor de la lámpara, así como un escondite.

¿Las tortugas terrestres pueden vivir en el jardín?

Una vez adulta, tu tortuga será lo suficientemente fuerte como para vivir en tu jardín durante el buen tiempo (de marzo a octubre). Sin embargo, no será completamente autónoma, ya que aún tendrás que ocuparte de alimentarlo y darle de beber.

Será necesario asegurarse de que el jardín está bien vallado para que no se escape, así como ofrecerle un refugio donde pueda descansar con seguridad y protegerse del calor cuando lo desee.

Hibernación de las tortugas de tierra

tortuga-rusa-testudo-horsfieldii

Algunas especies de tortugas necesitan hibernar, pero no todas. Investiga sobre tu especie para determinar si tu tortuga es capaz de hibernar.

Las especies adultas no pueden hibernar más de 20 semanas y si nos encontramos ante una tortuguita joven no debería sobrepasar las 4 semanas. La hibernación está comprendida entre finales de octubre y principios de marzo.

  • Antes de hacer que tu tortuga hiberne comprueba que goza de buena salud y tiene suficientes reservas de grasa; de lo contrario, la tortuga correrá el riesgo de sufrir fuertes carencias nutricionales
  • Reduce gradualmente la dieta de la tortuga entre 4 y 6 semanas antes de que comience la hibernación
  • Empieza una dieta de dos semanas justo antes de la hibernación, y dale baños de agua caliente (entre 25 y 30°C) durante unos 15min.
  1. Coloca tu tortuga en una bandeja llena de tierra suelta, paja para aislar, hojas y heno. La bandeja debe estar en una habitación tranquila con una temperatura de entre 5 y 10°C. La tortuga podrá enterrarse y comenzar su hibernación.

  2. Pesa a la tortuga de forma regular durante su hibernación para comprobar que no pierde demasiado peso (más de un 1% mensual). Por ejemplo si la tortuga inicialmente pesaba 700 gr no debería perder más de 7 gr durante un mes de hibernación. En ese caso, será necesario despertarla para alimentarla.

  3. Una vez haya pasado el frío, puedes empezar a hacer que tu tortuga deje su estado de hibernación. Para ello, será necesario calentarla gradualmente y exponerla a la luz. Cuando esté despierta, dale un baño con agua tibia para activarla de nuevo. De esta forma la estarás rehidratando y la ayudas a eliminar las toxinas acumuladas.
     
  4. Poco a poco se le volverá a dar de comer una semana después de despertarse.

¿Cuál es el precio de una tortuga de tierra?

El precio de una tortuga terrestre está comprendido entre los 80 y 300 euros en España. Depende de si la vende un particular o tienda, su edad, especie y tamaño.

¿Dónde comprar una tortuga terrestre?

Las tiendas de animales ofrecen poca variedad en cuanto a tortugas de tierra así que puedes acudir a un criador profesional. Asegúrate de que el proceso sea legal y tenga toda la documentación vigente.

La venta de tortugas salvajes es perjudicial e ilegal, solo debes comprar tortugas criadas en cautiverio.

Consejos generales para comprobar si la tortuga goza de buena salud

Si es la primera vez que vas a adoptar o comprar una tortuguita debes tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Que tenga un caparazón rígido y firme. Preferiblemente sin lesiones o grietas.
  • La tortuga esté activa y muestre signos de vitalidad
  • Que no tenga problemas de respiración
  • No muestre secreciones oculares o nasales

 

Cuidados básicos

Las tortugas de tierra son mucho más fáciles de cuidar que las de agua porque no necesitan un acuario, sistema de filtrado y rampas para acceder a la zona seca. Además cuando crecen puedes tenerlas en el jardín sin ningún problema y estarán tan a gusto. 

Todos sabemos que no hay nada mejor que un domingo de paella disfrutando de tu quelonio paseando por el césped.

Comportamiento

Existe un gran debate de cuál es la mejor clase de tortuga como mascota. Nuestra opinión es clara y sin rodeos: depende del cuidador así como las instalaciones que tenga a su disposición. No es lo mismo vivir en un piso en el centro de la ciudad que tener una casa en el campo.

Las tortugas terrestres son muy tranquilas en rasgos generales. Los machos pueden ser más agresivos durante la época de apareamiento.

¿Mejor solas o en compañía?

Al igual que muchos otros reptiles las tortugas no viven en compañía en su hábitat natural. Pueden ser perfectamente felices por sí mismas. 

Esto no significa que no sean capaces de convivir junto con otras de su especie. Si tu tortuguita creció con otra lo más recomendable es no separarlas y dejarlas vivir juntas. 

Terrario

Las tortugas terrestres pueden vivir en el interior o exterior sin ningún problema. Esto también depende de la edad de tu mascota. Si es muy pequeña o recién nacida lo más recomendable es tenerla en una tortuguera interior con la iluminación apropiada.

Dicho esto, los terrarios para tortugas de tierra exteriores pueden ser una gran opción, ya que le ofrecen a la tortuguita la posibilidad de campar a sus anchas y descubrir un entorno nuevo para ella.

Las tortugas de tierra son más grandes que las acuáticas, pues pueden llegar a tener un tamaño de entre 12 a 30 cm según la especie que tengas. Por este motivo, resulta vital darle un espacio adecuado para su desarrollo.

Si quieres construir tu propio terrario o comprar uno puedes hacerlo en nuestra sección de terrarios para tortugas.

Agua

Aunque tu tortuga sea de tierra esto no quita que necesite una hidratación correcta. Es recomendable que dentro del terrario tenga un bebedero para que pueda beber siempre que tenga sed.

El agua debe ser renovada de forma diaria, para mantenerla siempre limpia y en buenas condiciones.

Pasto

La mayoría de especies de tierra son herbívoras, así que aprovecha y crea un pequeño huerto de plantas comestibles para enriquecer la dieta de la tortuga.

Refugio

A las tortuguitas terrestres les encanta tomar el sol, pero de vez en cuando no viene mal un lugar donde refugiarse de condiciones climáticas adversas u otras mascotas.

Sustrato

Puedes usar tierra o sustrato para rellenar el suelo del terrario. Si vas a usar tierra intenta que no sea muy rocosa para que pueda desplazarme sin ningún problema. Esto también depende de tu especie y su origen de procedencia, ya que puede necesitar un suelo más húmedo (como musgo o corteza de coco) o un sustrato más seco.

Accesorios

Hay muchos tipos de accesorios para que tu tortuga se sienta como en su hábitat natural. Gracias al uso de objetos decorativos tu mascota tendrá una vida más plena y crecerá mucho más feliz. Les encantan las rocas y las cuevas que usan como refugios (ver en Amazon).

Iluminación

La iluminación es un aspecto esencial para el cuidado de tortugas. Los rayos del sol les ayudan a absorber vitaminas, minerales y realizar sus procesos digestivos

Si tu tortuguita es muy pequeña y la vas a tener en un terrario de interior puedes usar iluminación apta para reptiles (UVB y UVA), que hace la misma función. 

Revisa las instrucciones del fabricante para realizar la instalación de la lámpara correctamente. Como norma general deberías usarla entre 10 a 12 horas al día con una distancia de unos 30 cm.

Temperatura

La mayoría de especies terrestres provienen de climas cálidos así que es muy importante adaptar las condiciones del terrario para que sean lo más parecidas posible a las de su hábitat natural. Puedes usar bombillas de calor para tortugueras (ver en Amazon)

 Especie  Temperatura mínima Temperatura máxima
 Tortuga de caja  21 °C 32º C
 Tortuga mediterránea  20º C 30º C
 Tortuga mora  26 °C 33 °C
  Tortuga rusa  20º C 27º C

Deja un comentario